Cabo Peñas

0

El Cabo Peñas se encuentra en la zona central de la costa asturiana, entre Gijón y Avilés, agrupando los concejos de Gozón y Carreño. En este lugar se encuentra el paisaje protegido del Cabo Peñas, con una superficie total de 19,2 Km2, se distribuye a ambos lados del cabo dentro del concejo de Gozón.


Con un pronunciado perfil triangular el Cabo Peñas ofrece un paisaje natural de gran valor ecológico, con unos impresionantes acantilados sobre el Mar Cantábrico que, alcanzan en ocasiones, los 100 metros de altitud sobre el nivel del mar. Este es un territorio fundamentalmente marinero y es el punto más septentrional de la costa cantábrica.

El Cabo Peñas cuenta con un Centro de Recepción de Visitantes donde proporcionan información detallada sobre este espacio inigualable. También se puede pasear por la zona que tiene unas vistas espectaculares. Desde el cabo, se pueden contemplar pequeñas islas e islotes rocosos, destacando entre ellos La Erbosa, la segunda isla en extensión de Asturias.

En este entorno protegido encontramos pequeños mamíferos como la liebre europea y algunos pequeños carnívoros como la garduña o el zorro que campean habitualmente por esta zona. Además es una zona perfecta para observar las aves entra las que destaca la presencia del cormorán moñudo y el paiño.

En la vegetación del cabo se deja sentir la influencia marina, con predominio de la vegetación halófila que aquella que se adapta a medios con gran cantidad de sal. Según nos alejamos del mar encontramos diferentes tipos de bosques con predominio de los robledales. El paisaje vegetal, en la actualidad, está configurado por amplias extensiones de praderías, entre las que se distribuyen parcelas dedicadas a cultivos forestales, fundamentalmente eucalipto.

En los alrededores hay playas de cantos o arenas de gran belleza. Entre ellas destacan las de Xagó y Verdicio.

También se puede aprovechar la visita al Cabo Peñas para conocer dos destacadas villas marineras como son Candás, donde podemos pasear por el puerto pesquero o el muelle cercano a la playa de La Palmera. Y Luanco, donde podemos visitar la iglesia de Santa María (S.XVI), el Palacio de los Menéndez de Pola (1679), la torre del reloj (S.XVIII) o el Museo Marítimo de Asturias. Llenas de vida en verano en ellas el mar se respira en el ambiente y se disfruta en sus fantásticas tabernas y restaurantes con platos típicos como la caldereta, las sardinas y el bonito en temporada.

Fotografía: Jorge

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: