Iglesia de Santa María de Bendones

0

Santa María de Bendones, situada en las afueras de Oviedo, es posiblemente una de las obras del Prerrománico menos conocidas, pero no se puede dejar de visitar si te interesa el arte de la Monarquía asturiana.

Es una iglesia de tipología singular, puesto que tiene una nave únicamente y cabecera con tres capillas en dirección este, teniendo el acceso a la iglesia por un pórtico triple.

Tradicionalmente se atribuye la construcción de este edificio al reinado de Alfonso ll (791-842) al igual que la iglesia de Santullano, y ya se habla de ella por primera vez en un documento fechado en el año 905. En la capilla sur de la iglesia se conserva el altar original y restos de la decoración pictórica.

La nave está iluminada por amplios vanos con celosías realizadas en la misma época. Junto a la fachada sur se alza una torre de tipo campanile de cronología posterior que le da su aspecto particular.

La iglesia de Santa María de Bendones ha experimentado una fuerte reconstrucción desde su redescubrimiento en 1954 por Joaquín Manzanares. La más importante de las restauraciones que ha tenido, fue la realizada por Luis Menéndez Pidal.

La iglesia se encuentra fuera del casco urbano de Oviedo, en la localidad de Bendones, a unos cinco kilómetros de la capital y para llegar hasta ella se puede tomar la carretera AS-242 hasta la localidad de El Cruce donde se toma la AS-243 que llega hasta Bendones. Son carreteras rurales con algunas curvas, pero en buen estado y perfectamente señalizadas.

Compartir en

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies