Los Lagos de Saliencia

0

Somiedo tiene uno de los ecosistemas de montaña más destacados del Norte de la Península Ibérica. Su importancia hizo que se declarase Parque Natural en su totalidad en 1988 y Reserva de la Biosfera en el año 2000.

En este entorno destaca la belleza de los Lagos de Saliencia, situados al sur del concejo de Somiedo, en lo alto de la cordillera que lo separa de León y donde las cumbres llegan hasta los 2200 metros de altitud. Estos lagos son el Lago Calabazosa o Lago Negro, el Lago Cerveiriz, la Laguna de Almagrera o Lago de la Mina y el Lago de la Cueva. Estos fueron declarados monumento natural el 22 de mayo de 2003, junto con el cercano Lago del Valle, que destaca por su característico islote y que es el mayor de lago Asturias con un radio medio de 280 metros y un calado medio de 10 metros, aunque en algunas zonas alcance los 50 metros.


Tanto los lagos como el valle de Saliencia tienen un origen glaciar, y geológicamente se trata de una zona con todas las características de la abrasión glaciar (valles en forma de U con huellas producidas por el roce del hielo con la roca).

El Parque Natural de Somiedo es una zona con una fauna muy rica en la que destaca la presencia del oso pardo, joya de la fauna asturiana, así como alimoches y águilas reales. Por su parte, en el Lago del Valle podemos encontrar nutrias. En esta zona también abundan los anfibios como los tritones alpino y palmeado, la salamandra común, los sapos común y partero y las ranas bermeja y patilarga.

La vegetación de los lagos es la típica de las zonas acuáticas de montaña, y destaca por su interés la genciana.

A este conjunto lacustre se llega desde Pola de Somiedo, capital del concejo, tras pasar el pueblo de Saliencia, ultima aldea del valle del mismo nombre, y coger la pista que conduce a la Collada de Balbarán o Alto de La Farrapona, famoso por ser punto final de una de las etapas más bellas y duras que se puedan ver en la Vuelta Ciclista a España. Tomando un ramal de esta pista que gira al oeste, alcanzaremos el primer lago del conjunto, el Lago de la Cueva. En este bello lugar aún son visibles los efectos de la explotación del hierro de la Mina de Santa Rita, actualmente abandonada. Si seguimos andando por esta antigua pista de la mina de hierro, llegaremos primero al Lago de la Mina, que se seca en verano, luego al Lago Cerveiriz y por ultimo al Lago Calabazosa, el más grande de los Lagos de Saliencia.

Fotografía: Mario Álvarez Rodríguez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: