Parque Nacional de Picos de Europa

0

El Parque Nacional de Los Picos de Europa se encuentra en la Cordillera Cantábrica, entre las provincias de Asturias, León y Cantabria. Su espectacular belleza y su gran importancia tanto natural como geológica hizo que este espacio fuera declarado Parque Nacional en 1995, recogiendo en su interior el que fuera el primer Parque Nacional de España, el de La Montaña de Covadonga, declarado así en 1918 por Alfonso XIII.


El Parque comprende dentro de Asturias los concejos de Amieva, Cangas de Onís, Cabrales, Peñamellera Alta y Peñamellera Baja. Está formado por tres macizos principales, el Occidental, el Central y el Oriental. La altitud máxima en el Parque es Torrecerredo con 2648 metros y la superficie total es de 646,6 Km2, siendo 245,6 de ellos en Asturias.

Altas montañas, profundos valles y gargantas forman el paisaje impresionante de los Picos de Europa, creados por distintos plegamientos y glaciaciones y modelado por la erosión del hielo y el agua de los ríos a lo largo de 300 millones de años. Además, la vegetación y fauna que puebla este espacio nos recuerda que nos encontramos en un lugar singular, de importancia y belleza simpar.

En el Macizo Occidental o del Cornión destaca la presencia del Real Sitio de Covadonga, famoso por forjar la mítica historia Astur, y los Lagos de Enol y Ercina rodeados de las altas cumbres entre la que destaca Peña Santa de Castilla con 2596 metros. El Macizo Central o de los Urrieles es donde se encuentran las cimas más altas del Parque y de toda la Cordillera Cantábrica destacando Torrecerredo y el Naranjo de Bulnes o Picu Urriellu, que con sus 2519 metros es todo un hito dentro del montañismo nacional. El Macizo Oriental o de Andara es más pequeño y menos escarpado y su cima más alta y emblemática es Mora de Lechugales con 2400 metros de altura. Los ríos que recorren este maravilloso espacio tales como el Dobra, Deva, Duje y Cares azotan con bravura los tres Macizos de Sur a Norte y sus cristalinas aguas siguen moldeando el paisaje y dan cobijo a nutrias, multitud de truchas, salmones, tritones alpinos y a la víbora Seoane.

La fauna y vegetación del Parque es diversa y variada; entre las aves que pueblan sus cielos destaca el agila real, el buitre, el alimoche, la chova piquiaguda, el ánade real, la lechuza y como no, el urogallo en los bosques de este espacio. Entre los mamíferos destacan los corzos, los rebecos o los jabalíes. Los roquedos desnudos de vegetación son dominantes en el paisaje de los Picos de Europa, sobre todo por encima de los 1500 metros, por debajo de esa cota, matorrales y pastizales alternan con hayedos, robledales, bosques mixtos y encinares.

Foto: Mario Álvarez Rodríguez

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
error: